Salud prenatal

¿Por qué es importante la atención prenatal?

La atención prenatal es la atención médica que recibe una mujer mientras está embarazada. Recibir atención prenatal pronto y con regularidad puede ayudar, tanto a las madres futuras como a sus bebés, a mantenerse sanos. Las visitas regulares permiten que los médicos detecten y traten cualquier problema lo antes posible.
Es importante iniciar la atención prenatal lo más pronto posible, idealmente antes de que la mujer se quede embarazada.

¿Cómo puedo encontrar atención prenatal?

Las mujeres embarazadas suelen recibir atención médica de los siguientes profesionales:
• obstetras: médicos especializados en el embarazo y el parto
• obstetras/ginecólogos: médicos especializados en el embarazo y el parto, así como en la salud de la mujer
• médicos de familia: médicos que ofrecen una amplia variedad de servicios a pacientes de todas las edades (a veces, esto incluye la atención obstétrica), en vez de especializarse en una sola área

El profesional de la salud que la atiende la puede derivar a un médico con experiencia en embarazos de alto riesgo si usted tiene:

• una afección crónica, como la diabetes o problemas de corazón
• mayor riesgo de parto prematuro
• más de 35 años de edad
• un embarazo de más de un feto
• otro tipo de factor de complicación que podría colocarla en la categoría de alto riesgo

Aunque el suyo no sea un embarazo de alto riesgo, este podría ser un buen momento para cambiar de profesional de la salud en el caso de que no se sienta cómoda con el que la atiende en la actualidad.
Pruebas y visitas ordinarias
Debería programar su primera revisión para cuando lleve de 6 a 8 semanas de embarazo, o cuando tenga un retraso en la menstruación de 2 a 4 semanas. Muchos profesionales de la salud no programan la primera visita antes de las 8 semanas, a menos que haya un problema.

Si usted está en buen estado de salud y no tiene factores de riesgo, lo más probable tenga consultas con el profesional de la salud:

• cada 4 semanas, hasta la semana 28 del embarazo
• a continuación, las consultas serán cada 2 semanas hasta la semana 36
• después, todas las semanas, hasta el momento del parto

En cada revisión prenatal, la pesarán y le tomarán la tensión arterial. También es posible que le midan el tamaño y la forma del útero, empezando en la semana 22 de embarazo, para saber si el feto está creciendo y se está desarrollando con normalidad.

Durante una o más de las visitas, le recogerán una muestra de orina (pis) para analizar la presencia de azúcar (glucosa) y proteínas en sangre.

La prueba de la glucosa se suele hacer a las 12 semanas de gestación en aquellas mujeres de alto riesgo de desarrollar una diabetes gestacional. Esto incluye a las mujeres que:

• tuvieron un bebé que pesó más de 9 libras (4,1 kg)
• tienen antecedentes familiares de diabetes
• son obesas

Al resto de las mujeres embarazadas se les hace la prueba de la glucosa entre las semanas 24 y 28 de embarazo. Beberán un líquido azucarado y les sacará sangre al cabo de una hora para analizar la concentración de glucosa en sangre. Si la concentración de azúcar en sangre es alta, se harán pruebas complementarias para confirmar si se trata de una diabetes gestacional.

Pruebas prenatales

Muchos padres en ciernes optan por hacerse pruebas prenatales. Estas pruebas pueden ayudar a los profesionales de la salud a detectar cosas como una anomalía congénita o un problema cromosómico en el feto. Las pruebas prenatales se hacen en el primer, segundo, y tercer trimestres del embarazo.
Algunas de estas pruebas son pruebas de cribado que solo pueden revelar la posibilidad de un problema. Otras pruebas prenatales son pruebas de diagnóstico que permiten detectar con precisión si un feto tiene un problema específico. A veces, una prueba de cribado va seguida de una prueba diagnóstica. Entre las pruebas prenatales, se incluyen los análisis de sangre, la amniocentesis, el análisis de las vellosidades coriónicas, y las ecografías prenatales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *